Universität Innsbruck
una estación meteorologica en los Andes

Una estación meteorológica junta a una chacra en el Valle del Rio Santa.

De los gla­cia­res a la llu­via: una década en los Andes

Científicos y científicas de la Universidad de Innsbruck llevan mucho tiempo estudiando los glaciares y el ciclo del agua en los Andes cerca de la ciudad de Huaraz, en el norte de Perú. Recientemente han investigado un fenómeno meteorológico conocido localmente como "Pushpa". Estas lluvias ligeras tienen una función fundamental en la agricultura, ya que marcan el inicio de la siembra. Su carácter imprevisible complica la situación de agricultores y agricultoras locales, un problema que podría ser agravado por el cambio climático.

En 2018, un grupo de estudiantes de las universidades de Innsbruck (Austria) y Hamburgo (Alemania) realizaba una excursión de investigación en los Andes peruanos, cerca del pueblo de Llupa, en el valle del Río Santa. Mientras instalaban una estación meteorológica para preparar su proyecto de investigación, les sorprendió una lluvia breve pero notable. A los estudiantes les pareció inusual. Era agosto, en plena temporada seca.

El valle del Río Santa, situado a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar, se encuentra a los pies de los impresionantes picos nevados de la Cordillera Blanca, que atrae a miles de turistas cada año. La mayoría de los habitantes del valle vive de sus cultivos de trigo, maíz y papas. Dependen de estos productos para su subsistencia y para la venta en los mercados de Huaraz, la capital de la región. La agricultura tradicional se basa en la experiencia y los conocimientos adquiridos por generaciones de agricultores y agricultoras profundamente enraizados en el valle.

Los equipos científicos de las Universidades de Innsbruck y Hamburgo llevan décadas estudiando el ciclo del agua en la región. Inicialmente, utilizaron datos de estaciones meteorológicas y modelos para comprender el estado de los glaciares en rápido retroceso. Estos estudios fueron esenciales para comprender los procesos físicos que aceleran el proceso de deshielo, ya que los glaciares tropicales se comportan de forma muy diferente a los de los Alpes europeos.

Siguiendo las aguas de deshielo río abajo, el grupo examinó cómo las comunidades locales utilizaban el agua. Las conversaciones con agricultores y agricultoras locales destacaron la importancia de las precipitaciones estacionales para la agricultura, ya que pocas chacras tienen acceso directo a sistemas de riego con disponibilidad de agua durante todo el año. Estas conversaciones motivaron al equipo científico a cambiar su enfoque de la dinámica de los glaciares a los procesos atmosféricos y su impacto en la vegetación y la agricultura local.

Así nació el proyecto de investigación "AgroClim Huaraz", formado por una colaboración internacional de investigadores de instituciones de Perú, Austria, Reino Unido, Francia y Suiza, y financiado por la Academia Austriaca de Ciencias (ÖAW). El proyecto se fijó en el nuevo objetivo de comprender mejor los patrones de precipitación en la región, cómo afectan a la agricultura de secano y cómo cambiaron en el pasado y podrían cambiar en el futuro.

Blick auf ein Tal in Peru mit Regenwolken

Pushpa sobre el Valle del Rio Santa.

Lluvia poco fiable

Pero volvamos a las precipitaciones que sorprendieron a los estudiantes en 2018. Intrigados por la lluvia inesperada, el grupo se puso a investigar. Hablando con agricultores y agricultoras locales, se enteraron que estas lluvias son conocidas localmente como "Pushpa" y son de crucial importancia para la agricultura del Valle del Río Santa. La Pushpa marca el comienzo de la temporada de lluvia y suele producirse entre agosto y septiembre. Humedecen el suelo por primera vez tras la temporada seca, y los agricultores y agricultoras las esperan con impaciencia para comenzar con la siembra de sus cultivos.

"La población cerca de Huaraz depende mucho de la lluvia, porque para la mayoría es la única fuente de agua", afirma Wolfgang Gurgiser, del área de investigación "Regiones de Montaña" de la Universidad de Innsbruck, que participó en varios de los estudios del proyecto. "El agua procedente de los glaciares está contaminada por metales pesados de origen natural, lo que la hace inutilizable para el consumo o el riego en algunas cuencas".

Por eso, predecir la llegada de la lluvia es muy importante. Sin embargo, el ritmo de las lluvias de Pushpa es poco fiable.

Como resultado de sus entrevistas, el equipo científico registró varias preocupaciones de la población del valle: según las observaciones de los agricultores y agricultoras, las lluvias de Pushpa se habían retrasado cada vez más en los últimos años, produciéndose con menos regularidad y de forma más intensa. Según los entrevistados, esto sería una consecuencia del cambio climático. Señalaron que los cambios en la lluvia amenazaban sus prácticas tradicionales y su subsistencia.

Rolando Cruz Encarnación, experto local de la Autoridad Nacional del Agua de Perú, añade: "Se supone que las lluvias ligeras anuncian el comienzo de la temporada de lluvia, pero si los agricultores deciden sembrar y a la Pushpa le sigue un período seco, esto tiene implicaciones negativas para sus cultivos".

Comprender la Pushpa

 "Hasta entonces, la Pushpa no había sido documentada en la literatura científica. Oír hablar de estas lluvias movió nuestro enfoque en una dirección completamente nueva e interesante", dice Cornelia Klein, que realizaba su postdoctorado en el Departamento de Ciencias Atmosféricas y Criosféricas de la Universidad de Innsbruck durante las investigaciones y ahora científica en el Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido en Wallingford. "¿En qué se diferencian las precipitaciones de Pushpa de las precipitaciones fuertes en la temporada de lluvia? ¿Y cómo ha cambiado en el pasado?". Estas nuevas preguntas la motivaron a ella y a Cornelia Zauner, anteriormente estudiante de máster en la Universidad de Innsbruck.

El papel científico resultante, publicado en la revista Environmental Research Communications, es el primero que describe bajo un prisma científico los mecanismos que subyacen a las lluvias Pushpa en el valle del Río Santa. Sorprendentemente, se ha descubierto que las lluvias Pushpa están relacionadas con los vientos secos procedentes del Pacífico en el oeste, que son típicos de agosto y suelen traer condiciones secas o, como se ha descubierto ahora, lluvias ligeras. Tras la estación seca, los vientos cambian de dirección y traen las imponentes nubes de lluvia intensa desde la Amazonía, al este. Las lluvias de Pushpa son, en efecto, de naturaleza diferente a las intensas precipitaciones de la temporada de lluvia.

Al examinar los datos de lluvia de los últimos 40 años, la Dra. Klein y sus colegas también descubrieron que las lluvias de Pushpa son muy variables, alternando entre años abundantes y escasos. Esto también lo corrobora un estudio de observación realizado por Lorenz Hänchen, estudiante de doctorado en el Departamento de Ecología de la Universidad de Innsbruck, que fue publicado en la revista Earth System Dynamics: "Examinamos años de datos satelitales que indican el verdor de las plantas. Descubrimos que el inicio de la temporada de crecimiento de plantas puede variar hasta dos meses de un año a otro", afirma Hänchen. "Se trata, sin duda, de una situación muy difícil para la planificación agrícola".

Wetterstation vor blauem Himmel

La estación meteorologica bajo cielo azul

Datos y recuerdos

"Nuestros datos sugieren que la lluvia de Pushpa es muy variable, pero no ha cambiado significativamente en los últimos 40 años", afirma Klein. Esto significa que las observaciones de los agricultores y agricultoras no han podido confirmarse científicamente. La razón sigue siendo una pregunta abierta. "Los conocimientos climáticos adquiridos por generaciones de agricultores y agricultoras son datos difíciles de evaluar y poco confiables, debido a los efectos psicológicos. Los sucesos muy inusuales son más fáciles de recordar que los comunes", dice Gurgiser. "Esto no cambia el hecho de que tenemos en alta estima los conocimientos de los agricultores. Nuestros estudios y los datos disponibles tienen limitaciones, que se mencionan en nuestras publicaciones. Utilizamos enfoques académicos, pero somos plenamente conscientes de los sistemas de conocimientos tradicionales, como los de los agricultores, que han conocido estas tierras durante generaciones. Sólo podemos comparar nuestros resultados con sus observaciones y especular por qué difieren. Y los problemas de las lluvias irregulares de Pushpa, aunque no estén directamente relacionados con el cambio climático, persisten. La suma de las precipitaciones, que se mantiene similar en las últimas décadas según nuestras observaciones, no es tan importante para la agricultura como su distribución a lo largo de la temporada agrícola. Esto es similar a lo que estamos viendo actualmente en Austria: la lluvia no disminuye, sino es más variable en su ocurrencia e intensidad".

Precipitaciones y sequías extremas

También se prevé que este aumento de intensidad de lluvia se produzca en todos los Andes peruanos. La Dra. Emily Potter, antiguo miembro del proyecto y ahora postdoctorado en la Universidad de Sheffield, elaboró datos climáticos a una escala detallada sin precedentes, combinando simulaciones de computadora con datos de estaciones meteorológicas locales. La publicación en la revista npj Climate and Atmospheric Science, describe un panorama inquietante de los futuros cambios de temperatura y de precipitaciones en la región. Las proyecciones predicen un aumento significativo tanto de las temperaturas como de las precipitaciones de aquí a finales de siglo. Se prevé que se produzcan precipitaciones cada vez más extremas junto con periodos de graves sequías potenciados por el aumento de las temperaturas y la evaporación. "Como en cualquier otra parte del mundo, las comunidades más pobres corren un gran riesgo de sufrir las consecuencias del cambio climático", afirma Potter. "Descubrimos que en escenarios con una reducción drástica de nuestras emisiones de gases invernaderos, los cambios en las precipitaciones y la temperatura son menos intensos. Esto daría más tiempo a las comunidades para adaptarse a los retos que tendrán que afrontar".

    Nach oben scrollen